Niña queda paralizada por picadura de garrapata

  • 14 Jun, 2018
  • VR500

De forma repentina, una pequeña de cinco años llamada Kailyn, perdió la capacidad de caminar y hablar al recibir la picadura de una garrapata en la cabeza. Los hechos ocurrieron en Mississippi, Estados Unidos, en donde Jessica Griffin, madre de la menor, se desesperó del miedo.

Inicialmente Griffin creyó que su hija sólo pasaba por un típico caso de piernas dormidas, hasta que por una exploración descubrió que su hija tenía incrustada una garrapata en el cuero cabelludo, en donde además había sangre e hinchazón.

De forma inmediata, la mujer retiró el insecto de la cabeza de la niña y lo puso en una bolsa de plástico, posteriormente acudieron al hospital en donde recibió un diagnóstico poco común llamado “parálisis por garrapatas”.

Este tipo de padecimiento se produce por garrapatas hembra a punto de poner huevos y según los expertos, se presenta más durante abril y septiembre, momento en que estos insectos son más activos.

De acuerdo con información de la Fundación Estadounidense de la Enfermedad de Lyme, después de que una garrapata se alimenta de la sangre de un animal o un humano, la zona se hincha y el insecto libera una neurotoxina que puede provocar eventos como este.

En una publicación que la madre compartió a través de su cuenta de Facebook escribió:

“Por favor, por el amor de Dios, revisen a sus niños por garrapatas: es más común en los chicos que en adultos”.

Posteriormente compartió una serie de fotografías en las cuales, la pequeña Kailyn está mucho más recuperada del “ataque” de la garrapata que le produjo la parálisis. La menor recibió tratamiento especial y según Griffin “todo volvió a la normalidad”.

Los síntomas de la parálisis de garrapata suelen aparecer entre cinco y siete días después de que el insecto empieza a alimentarse. La parálisis inicia con la piernas y después se extiende a las extremidades superiores. Además, provoca fatiga, entumecimiento y la incapacidad creciente de movimiento.

En etapas más avanzadas, la persona afectada tiene más problemas para mover la cara y la lengua, y si no se hace nada, la toxina puede provocar que la persona no pueda respirar.

Con información de Clarín.

“Cascada” cae desde nube gigante

Anterior

“Cascada” cae desde nube gigante

Sindicato de telefonistas confía en que los ciudadanos saldrán a votar

Siguiente

Sindicato de telefonistas confía en que los ciudadanos saldrán a votar