El tirador de Florida desafió los simulacros

  • 20 Feb, 2018
  • VR500

Cada mes, en una fecha al azar y distinta para cada plantel, las escuelas públicas y privadas de todos los niveles hacen un simulacro para tres distintos tipos de emergencia: encierro, evacuación y refugio.

Si una escuela enfrenta una emergencia con peligro inminente dentro o fuera, como un tiroteo o intrusión, la administración anuncia por el sistema de sonido que hay una alerta roja de encierro. Todas las oficinas y salones de clase se aseguran bajo llave inmediatamente. La escuela llama al teléfono de emergencia, notifica a las oficinas centrales del sistema escolar de su condado y se asegura de que los estudiantes estén encerrados y en grupos supervisados por el personal.

Si por otro lado ocurre una emergencia como un incendio, se activa una alerta naranja de evacuación.

Finalmente se prevé un tercer tipo de emergencias, las que requieren refugio, ya sea por cuestiones de seguridad pública, tiempo inclemente o escape de materiales peligrosos en exteriores. En amenazas de seguridad pública se cierran las puertas exteriores de la escuela y el proceso educativo continúa dentro del plantel.

A veces, después de una emergencia, es necesario realizar un proceso de reunificación de padres e hijos, para que se encuentren de la manera más rápida posible en los alrededores de la escuela o en otro sitio del condado.

En el tiroteo en Florida, por ejemplo, la mayoría de los estudiantes fueron agrupados en salones cerrados bajo llave y en algunos casos, debido a la sorpresa y la premura, fueron protegidos en closets o llevados a otras ubicaciones.

La escuela se evacuó, en cuanto la policía local consideró que la salida podía llevarse a cabo con seguridad. Y aunque el tirador escapó mezclándose con los estudiantes, los protocolos de seguridad evitaron que hubiera más víctimas. Tras la evacuación los jóvenes fueron trasladados a un hotel cercano y se dio aviso a los padres de su ubicación.

El plan de emergencias es revaluado y actualizado cada año. El personal recibe capacitación continua en los procedimientos más efectivos, en caso de que ocurra cualquiera de los tres tipos de emergencia.

Con información de Ariel Moutsatsos

Apoyará el control de armas Trump

Anterior

Apoyará el control de armas Trump

Estados Unidos no investigará caso Pegasus en México

Siguiente

Estados Unidos no investigará caso Pegasus en México